Experiencias anteriores

Ruta de los conquistadores

 Allí, acompañados por Ricardo, guía local, hicimos una visita de los monumentos más importantes de la ciudad, terminando en la judería, donde después del tiempo libre, pudimos degustar un plato típico de Toledo, las carcamusas.


Continuamos el viaje hasta Cáceres. Una vez instalados, comenzamos visita por la villa medieval de la ciudad con Fátima, guía oficial de Extremadura, que nos mostró los rincones más bellos de la ciudad.


Segundo día de viaje: la primera visita es Mérida, la Augusta Emérita de los romanos, donde conocimos la historia de la ciudad, y como no podía ser de otra manera, la joya de Mérida: el teatro y anfiteatro romano. Al finalizar la visita, probamos un menú con productos típicos de la zona.

 


Por la tarde, viajamos hasta Trujillo, tierra de conquistadores. Allí disfrutamos de lugares históricos que han sido escenarios de series y películas en los últimos años.
El tercer día de viaje nos dirigimos hacia el norte de la provincia. Primero visitamos Plasencia, “la perla del Jerte”, donde conocimos sus casas-palacio, la Catedral y la historia del entrañable abuelo Mayorga en la Plaza Mayor.


Continuamos hacia Hervás, allí comimos en una hospedería ubicada en un antiguo Convento de Trinitarios del siglo XVII. Desde este lugar, comenzamos la visita por el centro histórico de esta villa con historia judía, su judería es una de las mejores conservadas de España, y fue declarada Conjunto Histórico-Artístico.

 


Antes de cruzar a la provincia de Salamanca, paramos en un curioso pueblo amurallado. Un pueblo que fue despoblado por posible riesgo de inundación al proyectar la construcción del pantano, Gabriel y Galán, nombre tomado en honor del poeta salmantino cuya familia donó parte de los terrenos donde está ubicado el pantano. Junto a la muralla, nos encontramos con la torre-Castillo mandado construir por el Gran primer Duque de Alba. Al subir a lo más alto de la torre pudimos ver unas excelentes vistas panorámicas de todo el pantano y la sierra circundante.


De Granadilla partimos al hotel Abadía de los Templarios, 4*, en la Alberca, en el corazón de la Sierra de Francia, donde nos alojamos por 2 noches.


Comenzamos el cuarto día de viaje soleado y despejado, perfectas condiciones climatológicas para acceder a la Peña de Francia, a más de 1.700 metros de altitud. Allí se visitamos el Santuario dedicado a la conocida como “Virgen negra”, Nuestra Señora de la Peña de Francia, lugar importante de peregrinaje.


Tras finalizar la ruta, salimos hacia la Alberca, el primer pueblo de España en obtener la declaración como Conjunto Histórico-Artístico, en el año 1940. Allí, visitamos sus callejones, plazas e impresionante Iglesia.


Tras la comida en el hotel, continuamos conociendo otros pueblos del Parque Natural de las Batuecas – Sierra de Francia, en este caso Miranda del Castañar, con su curiosa plaza de toros, Castillo y bodegas; y Mogarraz con su exposición al aire libre de retratos de vecinos.

 


Nuestro último día de viaje comienza con la visita a Salamanca. Desde las Catedrales a la Plaza Mayor, recorrimos sus edificios más importantes, cumpliendo con las tradiciones de buscar en la fachada al astronauta y a la rana con la calavera.


A continuación, pudimos degustar unas judías del Barco de Ávila y un buen chuletón en un restaurante ubicado en un antiguo palacio junto a la Catedral de Ávila. Al finalizar, paseamos hasta el punto de encuentro con el autobús para continuarhasta nuestro lugar de origen, Valencia.


Un viaje de descubrimiento de lugares excepcionales, una combinación perfecta entre historia, paisajes y gastronomía.